El pariente dinosaurio de Guichón


Pocos son los uruguayos que lo saben. Como también son pocos los guichonenses que conocen la información. Lo cierto es que a pocos kilómetros del centro urbano de la ciudad, allá por el año 1932 se produjo un hallazgo de suma trascendencia científica a nivel mundial. Nos referimos a los restos del Uruguaysuchus Aznarezi, el único pariente dinosaurio con nombre criollo.

En efecto, hablamos de pariente porque en sí era un pequeño cocodrilo terrestre de alrededor de 1 metro de longitud y 70 centímetros de alto, que convivió con los dinosaurios a comienzos del período Cretácico, es decir hace unos 100 millones de años.


El importante descubrimiento ocurrió en una estancia de la zona durante la excavación de un pozo artesiano. Se encontraron varios cráneos y esqueletos parciales pertenecientes al menos a siete individuos de pequeños crocodiliformes terrestres. Fue el agrónomo Jorge Aznárez (de aquí viene la denominación de Aznarezi) quien los envió para su estudio al paleontólogo argentino Lucas Kraglievich (1886-1932), quien lamentablemente murió antes de que pudiera estudiarlos. La esposa de Kraglievich los envió a otro paleontólogo argentino, Carlos Rusconi (1898-1969), quien publicó una descripción detallada reconociendo así un nuevo género, Uruguaysuchus, y dos nuevas especies, U. aznarezi y U. terrai.


Si uno hace una búsqueda en Internet podrá encontrar diversos artículos científicos relacionados a este hallazgo. Algunos de los autores lamentan que se haya perdido parte de esos restos ya que, fueron derivados a diferentes lugares del mundo para su estudio, así como otros se encuentran en una colección privada (Colección Aznárez) lo cual dificulta investigar más al respecto.


Es real también que existe amplia literatura sobre Geología y Paleontología mundial que tiene como objeto de estudio la formación geológica denominada “Areniscas de Guichón”, ya que el basalto de las canteras procedente de esta zona es un cementerio de los más grandes reptiles fosilizados que habitaron la región.

Quizás también algunos se asustarían al enterarse de que Guichón se encuentra sobre un volcán. Efectivamente, debajo de los 125 metros de espesor que suponen las Areniscas de Guichón, se encuentran las conocidas lavas volcánicas que cubren en América un millón de kilómetros.


Si querés conocer más sobre el Uruguaysuchus, te sugerimos coordinar un recorrido junto a guías de Guichón, donde además podrás visitar colecciones particulares y recorrer la zona rural donde habitan los maravillosos palmares.


Contacto: www.guichon.com.uy

358 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo