Remeros de Paysandú: el club náutico decano del litoral

Actualizado: 22 abr 2021


Con 120 años de vida, el Remeros es la institución costera con más historia del litoral. El paso del tiempo (y unos cuantos desbordes del Paterno) han deteriorado el edificio. A pesar de ello, el Remeros continúa siendo un ícono de la ciudad, ya que siempre ha sido el punto de encuentro de muchas generaciones de sanduceros pero también por ser la cuna de grandes deportistas, algunos de ellos destacados a nivel olímpico.


Su fecha de fundación data del 6 de enero de 1901 y su primera sede fue flotante, los restos de dicha sede permanecen hundidos desde 1912 en el ángulo entre el club y el muelle de Playa Park.


No solo el club en sus primeros años era el motivo de encuentro de los sanduceros, sino también la playa, que por entonces era apta para baños y cursos de natación.


Conocé historia del club y otros lugares de la ciudad desde la bici


Hasta la década del ochenta, fue una institución fuerte desde todo punto de vista, pero luego atravesó diferentes crisis llegando incluso a cerrar algunos años durante los ´90 y reabrió en 2001, con motivo de cumplir los cien años y gracias al esfuerzo de socios y otras personas.


Algunos de sus socios más antiguos recuerdan que el club era propietario de terrenos de Playa Mayea, donde había árboles frutales. Luego se realizó un canje con la Intendencia, que pasó a tomar posesión de los mismos.


En 1959, el club inauguró el primer gimnasio cerrado de la ciudad siendo Juan Carlos Henderson el impulsor principal, por ello lleva su nombre. Dos particularidades respecto al gimnasio, una de ellas es que allí se colocó el primer tablero electrónico de la ciudad. El otro dato pintoresco es que la tosca que se utilizó para relleno del espacio donde se construyó el gimnasio provenía de la cantera de la Plaza de deportes, y se trasladaba en un camión Ford T de quien fuera socio vitalicio, el Señor Fanfan Dufour.


El edificio que desde 1971 alberga la piscina olímpica fue donado por UTE, originalmente allí funcionó la primera usina generadora de energía eléctrica.


Las instalaciones del Remeros fueron visitadas por algunos presidentes uruguayos. Algunos dicen que el primero fue Don José Batlle y Ordóñez (no hay al momento documentación que confirme ello) allá por 1903; después en la década del ´50 lo hizo su sobrino Luis Batlle Berres y en 2001, al celebrarse los 100 años, fue visitado por Jorge Batlle.


Una de las actividades más tradicionales es el Cruce del Río, que generalmente se realiza los primeros días de enero, mes en el que se conmemora el aniversario de la institución.


Cuna de gloria

El club ha sido cuna de grandes deportistas, algunos de los cuales obtuvieron medallas en juegos olímpicos, competencias sudamericanas y panamericanos en diversas ocasiones. En tal sentido se destacaron las figuras del extinto Juan Antonio Rodríguez en remo, Carlos Scanavino y Ana María Norbis en natación. Deportistas que salieron de este club representaron a Uruguay en diferentes ediciones de los juegos olímpicos: Los Ángeles 1932, Londres 1948, Helsinki 1952, México 1968, Los Ángeles 1984 y Seúl 1988.


Los tres deportistas más destacados que surgieron del Remeros


Juan Antonio Rodríguez (1928-2019). Si bien nació en Dolores, vivió gran parte de su vida en Paysandú. Doble medallista olímpico uruguayo en remo, en 1948 bronce en Londres y en 1952 en Helsinki. Fue medalla de oro en Sudamericanos 1954 y 1956 y plata en los Juegos Panamericanos México 1955. El Paseo Costero, que se encuentra en etapa de construcción, llevará su nombre.


Ana María Norbis. Nació el 15 de agosto de 1947 en Paysandú. Con 18 años, logró medallas de oro en el Campeonato Sudamericano de Natación 1966, en las pruebas de 100 y 200 metros pecho. En los Juegos Panamericanos 1967, consiguió la medalla de plata en 100 metros pecho y el bronce en los 200 metros pecho y los relevos de 4 x 100 metros combinados. En los Juegos Olímpicos de 1968, obtuvo el octavo puesto en las pruebas de 100 y 200 metros pecho y resultó sexta en la semifinal de relevos de 4 x 100 metros combinados. Luego de padecer la altura de la Ciudad de México durante la cita olímpica y desencantarse con la alta competencia, Norbis se retiró de la actividad a la temprana edad de 21 años.


Carlos Scanavino. Nació en Paysandú el 11 de marzo de 1964. Compitió a nivel internacional en la década de 1980. Fue múltiple campeón nacional, representó al país en dos Juegos Olímpicos, siendo su mejor actuación en Los Ángeles 1980: décimo en la categoría 1.500 metros libres. Además, participó en varias competencias sudamericanas y mundiales. Tras retirarse como nadador, Scanavino se ha desempeñado como profesor de natación en el Campus Municipal de Maldonado.


Más información sobre Club Remeros en http://crp.com.uy/ o facebook

293 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo